LOS SALAZAR: BRAZO DERECHO DE LOS CHAPITOS

Date:

*Desde hace 32 años al servicio del Cártel de Sinaloa

*Ordenó la ejecución de al menos dos periodistas que los exhibieron

Redacción/La Opinión de México/Sol Quintana Roo/Sol Yucatán/Sol Campeche

El gigantesco arsenal decomisado por el Ejército en Navojoa, Sonora, casi 3 millones de cartuchos, miles de cargadores, armas largas y cortas, granadas, placas balísticas, ametralladoras, chalecos tácticos, fornituras, etc., pertenecían al grupo criminal Los Salazar, brazo armado de Los Chapitos, líderes del Cártel de Sinaloa, que mantienen una guerra sin cuartel contra el llamado Narco de Narcos, Rafael Caro Quintero, jefe del Cártel de Caborca, por el dominio del estado de Sonora.

¿QUIÉNES SON LOS SALAZAR?

Los Salazar son un grupo que nació simultáneamente con el Cártel de Sinaloa, en 1989, aliado en ese entonces a los hermanos Beltrán Leyva. A partir de ahí ha sido su brazo ejecutor en el estado de Sonora y parte de Chihuahua, primero a las órdenes de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, después de Ismael “El Mayo Zambada” García y ahora bajo el mando de “Los Chapitos”.

Opera desde la década de los 90 en Sonora, aunque no son oriundos de ese estado sino del municipio de Chínipas, Chihuahua. Su fundador fue Adán Salazar Zamorano, que por poco más de dos décadas, hasta su detención en 2011, fungió como el principal productor y distribuidor de mariguana en la región del Valle del Mayo, tomando la ciudad de Navojoa como centro de operaciones.

Sus principales y más importantes operadores y colaboradores, fueron sus hijos Jesús Alfredo y Adán Salazar Ramírez, el primero detenido en 2012 y el segundo asesinado en 2016.

Ahora, quien está al frente de la organización criminal es José Crispín Salazar Zamorano, identificado como el líder del Cártel de Sinaloa en la franja de Sonora y Chihuahua, frontera con Arizona y quien le declaró la guerra a muerte a Rodrigo Páez Quintero, el “R”, del naciente Cártel de Caborca, liderado por el fugitivo Rafael Caro Quintero.

Las actividades delictivas de “Don Adán” y la de sus hijos, Jesús Alfredo “El Muñeco” y Adán “El indio”, obligaron al desplazamiento forzados de mil 200 personas en el municipio de Sonoyta, Sonora y de unas de 300 familias en Las Chinacas, en Chínipa, en 2015.

Se les teme, porque han demostrado en la ejecución de sus crímenes una saña inaudita, como si con sus bárbaros métodos quisieran lanzar una advertencia de lo que les puede pasar a sus enemigos.

La noche del 13 de Septiembre de 2019, en un domicilio ubicado en el Boulevard 16 de septiembre y calle 20, en el sector Libertad, se encontraban los niños Dayron, de 7 años, Keyla, de 2, sus padres, Perla Verónica, de 31 y José de Jesús Luna, apodado “El Pelón” de 23, así como su tío Christian Abel, de 25.

Repentinamente, media docena de encapuchados irrumpieron de forma violenta en la casa y se fueron directamente contra José de Jesús, al que golpearon y sacaron a rastras del inmueble para subirlo a una camioneta.

Otros de los atacantes, volvieron a la casa y tras de encerrar a los ocupantes, con bombas molotov le prendieron fuego, dejando atrapados a los niños y a los adultos.

Todos resultaron con quemaduras en un 90 por ciento de la superficie corporal. Fueron llevados al hospital más próximo para que se les atendiera, los adultos pudieron salvar la vida, así como la niña de 2 años, pero infortunadamente el pequeño Dayron, falleció.

“Adiós Dayron, te extrañamos”, fue el mensaje escrito en una hoja de cuaderno con el que alumnos del segundo grado de la Escuela Primaria Marino Matamoros, de Empalme, Sonora, despidieron a su compañero Dayron Jesús Luna Viera, de 7 años.

Del “Pelón Luna” no se volvió a saber nada.
Las autoridades dijeron que se trató de un ajuste de cuentas ya que José de Jesús se dedicaba a vender droga, pero de un cártel antagónico a Los Salazar.

En la actualidad el grupo es liderado por José Crispín Salazar Zamorano, hermano de Adán padre, principal operador del Cártel de Sinaloa en la franja de Sonora y Chihuahua, frontera con Arizona, Estados Unidos, considerado uno de los corredores de la droga con mayor relevancia.

Al menos desde hace 15 años, el CDS, con el apoyo de los Salazar, le ha disputado al disminuido Cártel de Juárez las rutas de trasiego y las zonas productoras de droga en Chihuahua. Existen células armadas vinculadas a la organización de Juárez que mantienen sus propios territorios que les son disputados por Los Salazar.

SU CUARTEL DE OPERACIONES

Su principal base de operaciones se encuentra en Navojoa, sin embargo, se han ido expandiendo a lo largo y ancho del estado de Sonora; Empalme, Guaymas, Hermosillo y San Carlos que ya están en su poder.

Los Salazar están organizados para traficar drogas, lavar dinero en los Estados Unidos y traerlo a México y cuenta con un ejército de sicarios, responsables de la ola de violencia generada en la sierra de Sonora, comandados por Martín Alonso Siqueiro “El Tin-Tín”.

MATAPERIODISTAS

José Alfredo Jiménez Mota, reportero de El Imparcial, investigaba los nexos del Cártel de Sinaloa y de las autoridades locales de Sonora, cuando desapareció el 2 de abril de 2005.

En sus reportajes, el reportero habló de los capos que operaban en la región, entre ellos Enrique Parra, asesinado en noviembre de 2005; David Garzón Anguiano, alías “El Estudiante”, y la banda de los Salazar.

En lo referente a los Salazar, el periodista, de 25 años de edad, publicó que “la presencia de (Adán) Salazar Zamorano en Navojoa, data de los primeros años de la década de los 90, procedente del estado de Chihuahua.
La intención de sentar aquí su centro de operación encontró oposición de la familia Enríquez Rosas, hasta ese momento considerado el principal grupo criminal en la localidad#.

El enfrentamiento entre ambas familias tuvo llegó a su punto crítico entre 1997 y 99, cuando se registraron siete homicidios con características de ajusticiamiento, por lo que la Procuraduría de Justicia de Sonora abrió una línea de investigación contra los Salazar, otros narcotraficantes y contra autoridades locales señaladas en las investigaciones del reportero sonorense.

De acuerdo con excompañeros de Alfredo y los informes que éste investigaba, retomado por medios como el Semanario Zeta y periódico El Mañana, el reportero se encontraba tras la pista de políticos priistas sonorenses involucrados con la banda de los Salazar y sus socios.

Uno de sus trabajos más críticos, fue el titulado “Los Tres Cabalkleros”, que daba cuenta de la entonces incipiente existencia de los hermanos Beltrán Leyva: Maros Artuto, Alfredo y Héctor.

Tras esa entrega, que fue difundida ampliamente por el diario donde trabajaba, José Alfredo desapareció el 2 de abril de 2005 y jamás se supo nada de él

Once años después, el 4 de marzo de 2016, Miroslava Breach Velducea, corresponsal de La Jornada, publicó un reportaje que reveló como dos grupos del narcotráfico antagónicos, uno de ellos Los Salazar, habían impuesto candidatos a ediles en la zona serrana de Chihuahua.

La periodista reveló que en el municipio de Bachíniva, el PRI postularía a la suegra del capo Arturo Quintana Quintana, líder de “La Línea” o “Nuevo Cártel de Juárez”, en tanto en Chínipas competiría por el PRI Juan Salazar Ochoa, sobrino del líder de la banda de los Salazar, ambos grupos sostenían una rivalidad a muerte en la región.

En fechas posteriores a la publicación del reportaje, Miroslava siguió informando de las actividades delictivas y los métodos de violencia ejercidos por esos grupos del narcotráfico en la sierra de Chihuahua.

El 6 de agosto de 2016, la periodista informó que el asesinato y desplazamiento forzado de decenas de familias ocurrido en el municipio de Chínipas, era responsabilidad de Los Salazar, quienes desde finales de 2012 emprendieron “una limpia de presuntos enemigos en la región

Fue cuando sembraron el terror desde los pueblos de San Rafael, Bachichivo, Guazaparez, Temoris, hasta la cabecera municipal de Chínipas y los poblados de Milpillas, La Lobera, Las Chinacas y El Huicochi, en la zona límitrofe con Álamos, Sonora”.

El 23 de marzo de 2017, Miroslava Breach Velducea, que también colaboraba en el diario El Norte de Juárez, fue encontrada muerta, “con múltiples impactos por proyectil de arma de fuego”, informó la fiscalía estatal, en el interior de su camioneta Renault roja, en la esquina de José María Mata y Ríos Aros, colonia Infonavit Nacional.

Juan Carlos Moreno Ochoa, alias “El Larry”, integrante de Los Salazar, detenido el 25 de diciembre de ese mismo año. Su captura se dio una semana después de que en paraje de Álamos, Sonora se encontrara el cuerpo sin vida de Ramón Andrés Zavala Corral, señalado como autor material del homicidio de Miroslava.

En sus declaraciones, Larry dio a conocer dos llamadas telefónicas donde se escucha que la periodista había recibido amenazas de autoridades locales por el reportaje de los candidatos impuestos por el narco, durante las elecciones locales de 2016.

También fue detenido en ese entonces Wilbert Jasiel Vega Villa, quien conducía el vehículo donde huyó el asesino de la periodista, pero fue puesto en libertad m cuestión de días “por falta de pruebas”. Trascendió que la presión ejercida por Los Salazar, intimidaron al gobierno del estado, a tal grado que César Jáuregui Robles, secretario general de Gobierno, dijo que “no se le pudieran comprobar las imputaciones suficientes”.

Vega Villa conducía el vehículo en el que se trasladaban los sicarios que perpetraron el asesinato. Hasta el momento, Juan Carlos Moreno Ochoa alias ‘El Larry’, presunto autor intelectual del crimen, es el único que ha sido detenido de los involucrados.

Tiempo después, con el cambio de gobierno, se encontraron nuevos elementos y se logró que un juez girara orden de aprehensión contra Wilbert Jasuel, pero a la fecha continúa prófugo.

Durante el curso de las indagatorias, surgió el nombre de Crispín Salazar Zamora, como el que diera la orden a asesinar a la periodista, para que fuera “un regalo” para su hermano Adán que justamente el día del crimen de la periodista cumplía años.

A la fecha, la investigación sigue abierta y su muerte impune, al igual que la de José Alfredo Jiménez Mota.

Previous articleJUSTICIA SELECTIVA
Next articlePRÁCTICAS ANCLADAS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_imgspot_img

Popular

More like this
Related

¡ECOCIDAS!

*El gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, no respeta...

PROCESO SIN CAMBIOS

*El exmandatario quintanarroense, Roberto Borge Angulo, seguirá su proceso...

DIPUTADOS DE PAPEL

*Ante la deficiente labor legislativa realizada por los diputados,...

¡INVESTIGADO POR LA UIF!

*El “ambientalista”, empresario y secretario de Agricultura, Ganadería y...