¡HERENCIA MALDITA!

Date:

*La hoy candidata a la primera silla de Quintana Roo, Laura Fernández Piña, permitió que sus acaudalados promotores del voto invadieran varias viviendas abandonadas en donde construyeron verdaderos palacetes que hoy comercian sin documentos legales que avalen su legítima propiedad

*Sin contar con los servicios básicos y mucho menos con la documentación legal, se comercian viviendas de lo que fue el fraccionamiento Puerto Madero, en Puerto Morelos, en total impunidad

*La propiedad era del empresario panista y defraudador Javier Romero, esposo de la exdiputada y exsenadora Beatriz Zavala Peniche; en lugar es una bomba de tiempo de litigios que estallará en breve para sus nuevos moradores

Redacción/ Sol Quintana Roo

Puerto Morelos.- El comercio ilegal de viviendas, producto de las invasiones electoreras, es una de las “herencias malditas” que dejó la diputada federal y expresidenta municipal, Laura Fernández Piña, en Puerto Morelos.

La hoy candidata a gobernadora de Quintana Roo, fue quien, no solo permitió sino que propició las invasiones de las casas en construcción del fraccionamiento denominado Puerto Madero en donde sus ocupantes no solo no necesitaban viviendas sino que se trataba de personas acaudaladas que construyeron verdaderos palacetes en lo que antes era una obra negra propiedad del empresario panista y defraudador Javier Romero, esposo de la exdiputada y exsenadora Beatriz Zavala Peniche.

Hoy esas residencias se venden de manera ilegal y en total impunidad.

Hay que recordar que la exalcaldesa trajo muchas familias de Cancún que ocuparon los lotes invadidos con la condición de que le ayudarán a ganar las elecciones de Puerto Morelos. Sin embargo, durante sus mandatos municipales permitió que sus allegados y exfuncionarios despojaran a familias pobres para comerciar de manera ilegal el fraccionamiento conocido como Puerto Madero.

La invasión que se gestionó en 2018, fue encabezada por las líderes de los paracaidistas Alejandra Pool, María Eugenia Barrios Contreras y Tatiana Maraña Leyva, estas eran extrabajadoras del Ayuntamiento de Puerto Morelos bajo la batuta de Laura Fernández Piña.

Ellas, junto con personal de la Dirección General de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, que encabezó en su momento Tirso Esquivel, retiraron de las viviendas en obra negra los letreros de la Sedetus en los que se advertía que cualquier intento de invasión de esas propiedades sería sancionado. Y la promesa de sanciones tampoco se cumplió.

Hoy, la mayoría de esas viviendas abandonadas son verdaderos palacetes con anuncios de renta y venta, son una mina de oro para los incondicionales de Laura Fernández Piña.

El fraccionamiento abandonado Puerto Madero, está ubicado en un predio de la avenida Joaquín Hendricks, entre las calles 54 y 45 de Puerto Morelos. Según los planos del Fraccionamiento Puerto Madero, cuya empresa es filial de CIR Constructora, es propiedad del empresario panista y defraudador Javier Romero, esposo de la exdiputada y exsenadora Beatriz Zavala Peniche.

Hoy en día, el predio pertenece a la Sedetus de Quintana Roo, sin embargo, poco o nada hacen para recuperarlo. Y pese a que el predio y la obra del fraccionamiento Puerto Madero están bajo la tutela de la Sedetus, la construcción que dejó inconclusa el “empresario” y defraudador Javier de
Jesús Romero Osorio, se comercia sin los títulos de propiedad legítimos que son una bomba de tiempo que estallará en breve a muchos de sus nuevos moradores.

Y es que Laura Fernández Piña en complicidad con Javier de Jesús Romero Osorio, marido de Zavala Peniche no solo le deben a Quintana Roo, sino que le despojaron de parte de su patrimonio.

Pero quién es Javier de Jesús Romero Osorio el esposo de Beatriz Zavala Peniche. Él formó parte de la lista del Fobaproa con más de 65 millones de pesos de los bancos Oriente y Unión de préstamos “personales”, según reportó el auditor externo, Michael Mackey.

El empresario constructor meridano Javier de Jesús Romero Osorio nunca pagó dos préstamos “personales” –según la clasificación del auditor externo Michael Mackey– que ascienden a 65 millones 132 mil 446 pesos incluidos dentro del descomunal fraude del IPAB al pueblo de México y, por el contrario, fue encubierto por su cónyuge la entonces diputada federal y hoy candidata del PAN al Senado por Yucatán, Beatriz Zavala Peniche.

No es todo. Romero Osorio, propietario de CIR Constructora que recibió jugosos contratos del gobierno de Felipe Calderón particularmente en el sector carretero, reclama al IPAB, a través de Eastbrook de México junto con su socio y primo político Carlos Cabal Peniche y su cuñado Marcos Passini, los 265.6 millones de pesos que aportaron en 1991, mediante un fideicomiso para realizar la compra de Banco Unión intervenido en julio de 1994, por operaciones irregulares, créditos a empresas fantasma y denuncias de autopréstamos.

La sociedad de Romero Osorio fue confirmada por Christian Zinser Cieslik, abogado de Eastbrook de México S.A de C.V.

En la lista del Fobaproa, Romero Osorio aparece en el número 1347 con la clasificación “B” (Transacciones en las que los bancos otorgaron financiamientos a partes con las que tenían alguna relación o afiliación) con un préstamo “Personal” por 42 millones 191 mil 523 pesos; mientras que en el Banco Unión aparece en la lista 1902 con la clasificación “B” de préstamo “Personal” por 22 millones 940 mil 923 pesos.

Un litigio judicial, reportado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en la revisión del Fobaproa, revela que el esposo de Zavala Peniche es socio de Cabal Paniche.

Textualmente se lee: “El Tribunal Colegiado del Primer Circuito en Materia Civil concedió al Instituto para la Protección del Ahorro Bancario (IPAB) la protección de la justicia federal en el juicio seguido en su contra por la empresa Eastbrook de México”.

“Eastbrook es una firma de Cabal Peniche, Marcos Passini (su cuñado) y Jesús Romero Osorio, que reclama al IPAB los 265.6 millones de pesos que aportó en 1991, mediante un fideicomiso para realizar la compra de Banco Unión”.

Hoy este sujeto de vínculos panistas es uno de los padrinos de Laura Fernández Piña en su infortunada aventura a la gubernatura de Quintana Roo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_imgspot_img

Popular

More like this
Related

¡ECOCIDAS!

*El gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, no respeta...

PROCESO SIN CAMBIOS

*El exmandatario quintanarroense, Roberto Borge Angulo, seguirá su proceso...

DIPUTADOS DE PAPEL

*Ante la deficiente labor legislativa realizada por los diputados,...

¡INVESTIGADO POR LA UIF!

*El “ambientalista”, empresario y secretario de Agricultura, Ganadería y...